Noticias

diciembre 01 2016

Braxxon resuelve una problemática ambiental con alta tecnología

Braxxon transforma el PET de colores en productos que resuelven necesidades de la industria. Es acompañada por el Parque del Emprendimiento, en convenio con la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín, para su fortalecimiento empresarial.
La empresa, que cuenta con un año de operación, y unos tantos más de investigación, produce hoy estibas para exportación, además estacones para el agro, comederos para animales, herramientas para construcción y otras aplicaciones.
20161201_braxxon2La empresa es la apuesta de Sebastián Ferrer y Franco Mejía. Surge tras la llegada de Sebastián del exterior, quien empezó a investigar qué alternativas existían para generar empresa en el país, el que siempre fue su objetivo. Contactó, entonces al que hoy es uno de sus socios y fue su compañero de la universidad, y le comentó que había encontrado una problemática ambiental: las botellas de PET de colores no se reciclaban.
Con su idea muy clara es que en 2015 participan en una feria en la ciudad de Medellín, donde Se impulsaron comercialmente varios productos.
Empezamos a desarrollar diferentes productos para el agro. Hicimos primero unos acercamientos comerciales, después un diseño de prototipos y finalmente vimos que teníamos productos con mucho potencial, entonces hicimos una inversión en un nuevos moldes para sacar otros productos que es el que ya tenemos consolidado. – Cuenta Sebastián.
El gran potencial de la idea de negocio le hizo llamar la idea de varias instituciones, pero su gran impulso lo recibieron tras ser ganadores del reto de emprendedores Bavaria en 2015.
Sin embargo, para alcanzar el punto al que hoy ha llegado, el trabajo investigativo fue amplio, y en la materia apenas se contaba con algunas aplicaciones similares en Italia y Sudáfrica; además en Colombia no había nadie que fabricara la maquinaria ni que conociera el proceso, entonces debieron hacer la búsqueda a través de universidades y tecnología extranjera para lograr su desarrollo.
La realización del primer prototipo encontró dificultades justamente por la falta de conocimiento y proyectos similares en el país. Gracias a un programa que en su momento les apoyó, consiguieron realizarlo. Fue necesaria la invención de ciertas piezas y ciertas partes de los equipos para hacerlo. Tras validarlas, lograron poner en el mercado las estibas como su producto base.
Con todo instalado, pero requiriendo volúmenes en ventas para recuperar su inversión, justamente llega el reto Emprendedores Bavaria, que busca solución a tres problemáticas de su compañía. Resultaron ganadores del programa. Con los recursos recibidos lograron operar un tiempo y desarrollar este nuevo producto con el que consiguieron más ventas en volumen.
Ahora planifican su crecimiento para atender con mayor eficacia a los diferentes sectores en los que pueden existir nuevas aplicaciones.
El equipo, además, cuenta con la ventaja de provenir de la misma área: ingeniería. Y también de contar con especializaciones en diferentes conocimientos. Todos han tenido experiencia en diferentes industrias lo que “nos hace tener un horizonte interesante”.

X